papel de la fisioterapia en personas geriátricas | Fisioterapeuta para el Cuidado de Ancianos

Foto del autor
Written By irefisioterapia

Envejecer o envejecer hace que nuestro cuerpo pase por una gran cantidad de cambios físicos. Estos cambios a menudo causan una disminución de la fuerza muscular, la densidad ósea, la coordinación corporal e incluso hacen que las articulaciones se vuelvan más rígidas, lo que a veces puede provocar caídas y fracturas. Para las personas mayores, el ejercicio puede ser la clave para recuperar y mantener la función física necesaria en la vida diaria. Los programas de ejercicio definidos por un fisioterapeuta pueden ayudar a reducir el dolor corporal, mejorar el movimiento de las articulaciones, facilitar la coordinación y aumentar la función respiratoria. Las personas mayores que padecen enfermedades crónicas también pueden beneficiarse de la fisioterapia. Si bien la fisioterapia no puede detener el proceso de envejecimiento, puede ayudar a reducir el impacto que tiene en nuestros cuerpos. El fisioterapeuta es un profesional capacitado que puede identificar los factores que impiden que las personas mayores sean activas e independientes. El ejercicio regular también puede ayudar a reducir el riesgo y el impacto de enfermedades que tienen más probabilidades de afectar a las personas mayores. En este blog, vamos a discutir las diversas condiciones que sufren las personas mayores que requieren terapia física.

Condiciones tratadas por Fisioterapeutas Geriátricos

  • Las condiciones geriátricas son susceptibles a una serie de enfermedades, que a menudo incluyen problemas musculoesqueléticos, neurológicos y cardiopulmonares, enfermedades mentales, problemas de equilibrio y dolor crónico. El tratamiento fisioterapéutico ha sido exitoso en el manejo de cada una de estas enfermedades.

Dolor por condiciones crónicas:

  • La fisioterapia puede ayudar a disminuir las molestias debidas a afecciones como la artritis o la osteoporosis. El dolor articular generalmente es causado por inflamación articular, lesión, artritis, gota, etc. Puede restringir la movilidad y provocar debilidad o inestabilidad para realizar actividades normales si no se trata durante más tiempo. El objetivo del fisioterapeuta es restaurar la función de los músculos, huesos, articulaciones, tendones y ligamentos.

Mejorar la fuerza y ​​la flexibilidad:

  • Debido al envejecimiento, la disminución de la fuerza y ​​la flexibilidad es uno de los problemas más comunes que enfrentan casi todas las personas. Además, la condición puede empeorar por la presencia de otras condiciones crónicas relacionadas con problemas neurológicos, problemas endocrinos y problemas musculoesqueléticos. Como resultado de los cambios degenerativos que ocurren debido a la vejez, hay un tono muscular deficiente y articulaciones rígidas, etc. Un fisioterapeuta ayuda a aliviar el dolor y le ayuda a recuperar la movilidad. Algunas de las causas comunes de la disminución de la fuerza son la enfermedad de la tiroides, la anemia y la depresión, la falta de sueño, la diabetes, la insuficiencia cardíaca congestiva y los efectos secundarios de los medicamentos. La fisioterapia ayuda a recuperar la fuerza y ​​la flexibilidad, además de mejorar la calidad de vida de los pacientes.

Inestabilidad Postural y Deterioro del Equilibrio:

  • El deterioro del equilibrio en los ancianos se debe a la pérdida del funcionamiento normal de músculos y huesos. Es más comúnmente causado por artritis y entumecimiento en los pies y las piernas, problemas oculares, problemas de circulación sanguínea y tomar varios medicamentos. El tratamiento de fisioterapia incluye ejercicios de equilibrio para ayudar a mejorar la función muscular y ósea en personas con afecciones neurológicas como la enfermedad de Alzheimer, ELA, enfermedad de Parkinson o que han sufrido una lesión cerebral.

Riesgo de lesiones:

  • La fisioterapia ayuda a mantener la estabilidad. El fisioterapeuta enseña al paciente a adaptarse a las deficiencias visuales, la movilidad, el equilibrio y la pérdida de masa muscular para completar fácilmente las actividades de la vida diaria. Esta conciencia ayuda a reducir el riesgo de lesiones y de volver a lesionarse. Los pacientes que han sufrido un infarto de miocardio o tienen otras afecciones cardiovasculares o pulmonares, como fibrosis pulmonar o enfermedad pulmonar obstructiva crónica, pueden beneficiarse de la fisioterapia siguiendo un régimen de tratamiento que les ayude a aumentar la resistencia y obtener independencia funcional.

Prevención del riesgo de caídas:

  • Las caídas son la principal causa de accidentes entre los ancianos, lo que resulta en fracturas de huesos y otras lesiones. Un fisioterapeuta puede entrenar al individuo en técnicas para prevenir una caída.

Mantener un estilo de vida independiente:

  • La recuperación del dolor debido a una enfermedad o lesión le permite al individuo llevar una vida activa e independiente por un período de tiempo más largo. Se ha comprobado que los ejercicios de estiramiento y fortalecimiento son efectivos para las personas mayores. Los pacientes con pie caído, lesión en la columna y accidente cerebrovascular reciben ayudas para caminar para facilitar la vida independiente. El terapeuta trabaja con el paciente para asegurarse de que el paciente se mantenga lo más independiente posible.

Tratamiento de fisioterapia:

El fisioterapeuta tiene como objetivo ayudar y abordar las áreas que necesitan tratamiento. El terapeuta utiliza su información para diseñar un programa a medida. El programa incluye ejercicios de fortalecimiento, rango de movimiento (ROM), equilibrio y ejercicios para caminar.


  • La fisioterapia incluye ejercicios, entrenamiento y el uso de modalidades eléctricas como ultrasonido, TENS, terapia de ondas de choque, láser, etc.
  • Dos veces por semana se realizan ejercicios de fortalecimiento muscular, uno de los mejores tratamientos para la artrosis y la salud ósea.
  • Se recomienda la actividad de intensidad moderada, como caminar a paso ligero.
  • Los ejercicios de fortalecimiento muscular se pueden realizar contra resistencia, utilizando bandas elásticas.
  • Combinación de ejercicios moderados de cardio, resistencia y equilibrio.


Beneficios de la Fisioterapia en Geriatría:

  • La fisioterapia es vital para recuperar la funcionalidad, reducir el dolor y mejorar así la calidad de vida.
  • El ejercicio regular da como resultado un mejor equilibrio, fuerza, coordinación, control motor, flexibilidad, resistencia e incluso memoria.
  • Ayuda a mantener la función cognitiva.
  • Reduce el riesgo de enfermedades del corazón.
  • Ayuda a mantener la capacidad para realizar las actividades de la vida diaria.
  • Mejora el estado de ánimo y la autoestima.
  • Rreduce el riesgo de caídas.
  • Ayuda a reducir el impacto de las enfermedades que tienen más probabilidades de afectar a los ancianos.
  • Trata y previene problemas articulares, trastornos del equilibrio, riesgo de caídas, disminución de la fuerza y ​​reduce la hipertensión arterial y la obesidad.
  • La fisioterapia ha demostrado ser beneficiosa para las personas mayores que sufren de condiciones tales como rigidez en las articulaciones, ligamentos inflexibles y movimiento general del cuerpo. Enfermedad de Parkinson, artritis y problemas neurológicos.
  • La terapia ayuda a mantener la movilidad y la independencia.
  • La terapia es un medio para lograr la coordinación dentro de los sistemas del cuerpo.
  • También mejora las funciones cardio-respiratorias.

Los fisioterapeutas pueden brindar consejos sobre cómo se pueden hacer ejercicios de manera segura y también recomendar el ejercicio para pacientes de edad avanzada como parte de su rutina diaria. Al seguir el régimen de ejercicio, las personas mayores no se limitan a condiciones de vida incómodas o actividad física insuficiente. Esta terapia única es una metodología comprobada para que los padres mayores hagan ejercicio mientras su salud lo permita.

Deja un comentario